La noche con sus encantos, lleva a que pensamientos, sentimientos y delirios varios, afloren.

sábado, 17 de julio de 2010

¿Llegarás?



Ya perdí la noción de las horas,
y he extraviado el sueño en la almohada
que me escucha cada noche preguntar,
cuando será que a mi lado estarás.
Solo sé que se hace eterno no tenerte,
y el vacío y dolor que mi pecho siente
se acrecientan a cada segundo
de saberte en mí vida ausente.
Y un manantial de lágrimas
contenidas tras la muralla de mis ojos
se está a punto de quebrantar,
recorriendo mis mejillas una vez más.
Incontenibles son así las ganas
de gritar al viento tu nombre,
para que donde sea que te encuentre
te diga que aquí te he de aguardar.
Quiero dejar de sentir la crudeza del invierno
abrazarme compasivamente cada noche,
y ya no en vano desistir de pensar
cuanto tiempo amor, tardarás a mí en llegar.