La noche con sus encantos, lleva a que pensamientos, sentimientos y delirios varios, afloren.

martes, 10 de mayo de 2011

Punto final


Un día suspirare profundo y podré decir basta.
Un día tras lágrimas que caen
como gotas de cera ardientes por mi rostro,
podré decir que ya es suficiente.
Un día, después de desatar ese gran nudo
que se amarra a mi garganta
cada vez que algo de tí me desarma,
podré decirte con sutiles pero duras palabras
el gran dolor que he tenido a tu causa.
Algún día podré resistir a tus disculpas
que como fuera me persuaden,
envolviéndome en ese imaginario de tenerte,
pero chocando contra la realidad que me dice
que no todo es lo que parece.
Algún día mi paciencia terminará de convencerse
y al fin podré hacerte frente,
total que mas dá si por quererte me desvivo
y nada de eso en toda esta historia ha servido.