La noche con sus encantos, lleva a que pensamientos, sentimientos y delirios varios, afloren.

sábado, 13 de marzo de 2010

Culpa...


Siento la necesidad imperiosa de algo dulce,

para aplacar el sabor amargo que me deja

saber que te quiero y no podré amarte.

Quiero caminar bajo la lluvia, asi moja mi rostro

y disimula las lágrimas provocadas

por saber que te haré sufrir.

Necesito que te enojes, así podré odiarme,

y aprenderé a pensar una y mil veces

antes de decir algo que pueda ilusionarte.

Cómo hacer para ocultar tras una sonrisa

el dolor que siente mi corazón

por haberte hecho inmerecidamente esto.

Cómo acallar esta culpa que me consume por dentro,

y no hacer notar lo mucho que me detesto

por lo que está sucediendo.

No pido que puedas perdonarme,

tan sólo que puedas escucharme,

pues yo me llevo lo peor de esto,

al por mis errores, de mí alejarte.